La 37° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, dedicada a Leonardo Favio, ya cuenta con un mural realizado por el ilustrador local Gustavo Sala, que fue completando su obra desde el lunes pasado y que ya terminada, ya puede ser vista por el público, a la izquierda de la entrada del imponente foyer del Teatro Auditórium, la sede central del certamen.

El mural es parte de una iniciativa de la Secretaría de Gestión Cultural del Ministerio de Cultura, como parte de una serie actividades en homenaje al cineasta y músico Leonardo Favio, como el espectáculo “Favio Sinfónico”, donde una formación de orquesta y coro montó un concierto con sus canciones y las bandas de sonido de sus películas con la participación de Dolores Solá, Luciana Jury, Sofía Viola, Leo García, Mariano Fernández Bussy y Walter “Chino” Laborde.

La obra del marplatense Gustavo Sala, es un mural de 2 x 4 metros que en la visión del artista, hace una lectura iconográfica de la obra del director de “Crónica de un niño solo”, “Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más…”, “Nazareno Cruz y el lobo” y “Gatica, el Mono”, entre otros filmes inolvidables.

“La obra y la vida de Leonardo Favio reflejan lo que ha sido la importancia del peronismo en la cultura”, dijo el Secretario de Gestión Cultural, Federico Prieto, “no solo porque asumió esa identidad política, sino principalmente porque su capacidad de hacer un arte popular y a la vez refinado, en su modo de reflejar a los sectores menos favorecidos”, completó.

Por su parte el vicepresidente del Incaa en ejercicio de la presidencia del organismo, Nicolás Batlle, señaló, “Estamos felices por esta iniciativa de la secretaria de Gestión Cultural de la Nación -aseguró- y acompañamos el reconocimiento a este gran artista y celebramos la realización del mural, que resume su universo y que además está realizado por Gustavo Sala, un talentoso artista marplatense”.

Sala trabajó la obra instalada en el Auditórium con lápiz, acrílicos y marcadores, construyendo un universo circular, donde cada pequeña unidad dialoga con la totalidad de la obra, que se espera, quede en Mar del Plata como testimonio del homenaje a Leonardo Favio a 10 años de su fallecimiento.

Publicado originalmente por el autor en Télam.

Compartir